¿Qué es mejor comprar casa nueva o usada?

Descubre cuáles son los mitos más comunes cuando buscas comprar una casa nueva o usada en el mercado de bienes raíces. ¡No te quedes sin invertir en una propiedad!

Calcula tu crédito

¿Casa usada o casa nueva? | Credimejora

Invertir en bienes inmuebles siempre es un proceso delicado, por lo que si estás a punto de comprar una casa es posible que te preguntes si debes comprar una casa nueva o usada e incluso escuchado argumentos en pro y en contra de cada opción que podrían considerarse mitos

En caso de que aún no sepas cuál opción es la mejor alternativa para tus bolsillos, a continuación te compartimos los mitos más comunes que se escuchan y que debes evitar creer para que la compra de una casa usada o nueva sea informada y pensando siempre en tus finanzas personales y necesidades. 

Comprar-una-casa-nueva-o-usada

¿Cuáles son los mitos de comprar una casa nueva o usada?

  • Primer mito: una casa nueva es más costosa
  • Segundo mito: una casa usada es más grande
  • Tercer mito: una casa nueva es más difícil de comprar por los trámites inmobiliarios
  • Cuarto mito: una casa nueva es lujosa en comparación con una casa usada
  • Quinto mito: una casa vieja siempre tiene más desperfectos que una nueva

Primer mito: una casa nueva es más costosa

El costo de una propiedad no solo se determina por su estado de nueva o usada. Su valor está basado en diversos factores como la ubicación, las condiciones físicas de la vivienda, tamaño, tipo de construcción,  acceso a servicios, la ubicación y otros puntos de interés cercanos. Por ejemplo, viviendas con acceso a centros educativos, gimnasios, plazas comerciales, parques públicos u oficinas tendrán un valor superior a las que no lo tienen. Dicho esto, es muy probable que puedas encontrar venta de casas tanto nuevas como usadas en precios realmente accesibles y que se adecúen a tus necesidades. 

Segundo mito: una casa usada es más grande

Se tiene la idea de que las casas usadas tienen más espacio que una casa nueva, ya que la mayoría de las veces nos quedamos con la imagen de una pequeña residencia en un fraccionamiento recién construido. Esto está lejos de la realidad. Así como existen propiedades usadas con terrenos amplios, también se desarrollan proyectos inmobiliarios de vivienda nueva que tienen espacios amplios y bien distribuidos y que además ofrecen otras amenidades como área de juegos, piscina, canchas de fútbol, gimnasio, entre otras.

Tercer mito: una casa nueva es más difícil de comprar por los trámites inmobiliarios

Comprar una casa nueva no es necesariamente un proceso difícil, pero si es tardado, ya que son trámites formales que se realizan ante instituciones financieras, notarios públicos e inmobiliarias. 

En caso de que elijas la compra de una casa usada, es fundamental que el propietario tenga toda la documentación en regla. Así mismo, el propietario deberá demostrar que tiene al corriente el pago de impuestos, ya que es un gran riesgo adquirir una vivienda que no tenga los papeles correspondientes, como las escrituras, el pago del predial, entre otros.  

En resumen, el proceso de compra puede ser muy sencillo o bastante difícil dependiendo del vendedor. Es por eso que ya sea que decidas comprar una casa nueva o usada, te conviene buscar el asesoramiento de un profesional en bienes raíces para que pueda ayudarte en los trámites y documentos; y tu proceso de compra sea mucho más sencillo.  Cuarto mito: una casa nueva es lujosa en comparación con una casa usada

Cuarto mito: una casa nueva es lujosa en comparación con una casa usada

Te sorprendería cuántas casas nuevas poseen diseños básicos y cuántas casas usadas tienen características que le brindan lujo y confort al nuevo propietario. Es por ello que al buscar tu comodidad no debes solo limitarte a comprar una casa nueva, puedes encontrar muy buenas cualidades en cualquiera de las dos opciones. 

En el caso de una casa usada, su lujo y calidad dependerá del cuidado que le dio el propietario anterior, el tipo de construcción y el potencial que tenga dicha vivienda usada para ser modificada a tu gusto.

Quinto mito: una casa vieja siempre tiene más desperfectos que una nueva

Si bien es cierto que una casa usada ya ha sufrido las inclemencias del tiempo, esto no quiere decir que esté dañada. Al contrario, esto puede llegar a brindar seguridad al comprador debido a su resistencia al tiempo hasta el momento de la venta. Si lo piensas de esta forma, una casa nueva es como el empleado nuevo que aún estará en evaluación para comprobar rendimientos, mientras que una casa usada ya ha sido evaluada y probada por alguien más.

Sin embargo, sin importar si estás buscando comprar una casa usada o nueva, es importante que realices las revisiones pertinentes. Inspeccionar la estructura, las paredes, los cimientos y el techo en búsqueda de defectos que pueden resultar en derrumbes, humedad, moho, hundimientos o deslaves es la mejor idea antes de comprar.


También te puede interesar


¿Cómo elegir la mejor opción de compra?

  • Elige con base en tus recursos y necesidades

Una vez que hayas elegido conscientemente, es momento de realizar un comparativo de ventajas y desventajas reales que ambas opciones de compra poseen, tomando en cuenta los factores que intervienen en su valoración de costo. Es importante que consideres lo siguiente:

Elige con base en tus recursos y necesidades

El objetivo de conocer los pros y contras de las casas nuevas o usadas es que llegues a la decisión de compra con base en tus necesidades y los recursos con los que cuentas, y no solamente por una preferencia personal.

Ahora, analiza más claramente qué te conviene más, esto con ayuda de una rápida consideración de los siguientes aspectos:

Casa Perfecta

Necesidades

  • ¿Qué zona te conviene más? Recuerda que los costos aumentan conforme más céntrico mires el mapa de tu ciudad.
  • ¿Cuánto espacio necesitas? Si vives solo no ocuparás el mismo espacio que si vives con tu pareja o tus hijos. Por ello, deberás planificar tu espacio.
  • ¿Cuánto tiempo piensas vivir en tu casa nueva ? Si estás por comprar tu primera vivienda donde esperas vivir solo algunos años piensa en la plusvalía y en qué tan fácil será venderla. Si por el contrario planeas habitarla muchos años pon atención a la calidad de vida que te dará.

Recursos 

  • ¿Cómo comprarás tu casa? Determina si necesitas un crédito hipotecario bancario, Infonavit, Fovissste o combinado (cofinanciamiento).
  • ¿Cuál es el monto con el que dispones? Revisa cuánto tienes de ahorros e investiga cuánto es el crédito hipotecario que te pueden prestar los bancos. 

Si aún no estás seguro en dónde te ubicas dentro de estos factores, enfócate en conocer cuál es el monto de hipoteca que puedes alcanzar. Te sugerimos realizar tu precalificación antes de elegir o descartar una casa. Ya con tu precalificación será más fácil elegir la opción adecuada para ti.

Con Credimejora, tu precalificación la haces en línea en tan solo 2 minutos. Además, somos tu aliado para identificar el crédito hipotecario más adecuado a tus necesidades para comprar tu casa nueva o usada. Somos el primer bróker hipotecario online en México que te brinda consejos financieros útiles para todo tu proceso de compra. 

 

Tramitar tu hipoteca es una experiencia ágil, sencilla y transparente. Descubre, compara, contrata o cambia de crédito hipotecario. Con nosotros es posible, contacta a nuestros asesores hipotecarios y emprende el camino a tu nuevo hogar.


También te puede interesar