Skip to content

¿Necesito un seguro contra sismos para mi vivienda?

Laura García Lima 21/09/22 17:00

Ya sea que vivas o no en un área propensa a sismos, hay razones para considerar la cobertura de este fenómeno natural.


Calcula tu crédito

Sehuro contra sismos para una vivienda

Aquí te mostramos cómo saber si una póliza de seguro contra sismos vale la pena para ti.

Si eres propietario de una casa, probablemente tengas una póliza de seguro de vivienda que te proteja de pérdidas financieras en caso de daños.

Pero, ¿has pensado en la cobertura específicamente en caso de sismo?

Si no, no estás solo: incluso los propietarios de viviendas en áreas de riesgo, a menudo, lo pasan por alto: solo el 10% de los propietarios de viviendas están asegurados contra daños por sismos.

Y no son solo los propietarios de viviendas quienes viven en zonas propensas a sismos los que deben considerar un seguro, ya que los sismos pueden ocurrir prácticamente en cualquier lugar, con grandes sacudidas que se sintieron recientemente en el Estado de Michoacán y el de Colima.

Sismo en México

Normalmente, las pólizas de seguro regulares para propietarios de viviendas no cubren daños por terremotos u otros desastres naturales en su hogar.

Entonces, si tu hogar se daña o se destruye cuando la tierra se mueve y no tienes el tipo de seguro adecuado, es posible que no tengas suerte y te quedes sin mucho dinero.

En caso de que te ocurriera algo parecido y necesitarás reparar tu vivienda, un crédito de liquidez con garantí inmobiliaria podría ser de gran utilidad.

Puedes realizar tu precalificación aquí para saber si eres apto para este tipo de financiamiento.

Remodelación de una vivienda después de un sismo

 

¿Qué es un seguro contra sismos y qué cubre?

El seguro contra terremotos o sismos generalmente solo cubre los daños directos del terremoto; tanto daño estructural a tu hogar por el temblor.

Al igual que el seguro de vivienda, esto podría incluir una variedad de pérdidas en tu hogar y otras estructuras, así como también tus bienes personales y la pérdida del uso de tu hogar después de un sismo.

Una casa afectada por un sismo

A continuación, te mostramos un desglose de los tres componentes distintos de una póliza estánda de seguro contra sismos:

  • Cobertura de vivienda

En primer lugar, el seguro contra sismos cubre el costo de reparar o reconstruir tu hogar si es dañado por un sismo.

También cubre estructuras anexas, como un garaje, y puede cubrir estructuras no anexas, como un cobertizo o un garaje independiente.

 

  • Cobertura de propiedad personal.

Estarás cubierto por el costo de reparar o reemplazar la propiedad personal que resultó dañada en un sismo.

La propiedad personal incluye cualquier cosa en tu hogar, como electrodomésticos, muebles, ropa, productos electrónicos y más.

Es posible que debas comprar una cláusula adicional especial para obtener cobertura para artículos costosos como artículos coleccionables o joyas.

Sala de una casa

 

  • Cobertura por pérdida de uso

Tu póliza también te reembolsará los gastos en los que incurras debido a la pérdida de uso de tu hogar y pertenencias personales después de un sismo.

Por ejemplo, si tu casa resulta dañada o destruida y tienes que quedarse temporalmente en un hotel, se te reembolsarán los gastos de hotel.

Habitación de un hotel

 

¿Debo contratar un seguro contra sismos?

Si necesitas un seguro contra sismos depende principalmente de tu ubicación. Algunas partes del país tienen un alto riesgo de sufrir un terremoto, mientras que otras son bastante seguras.

Si vives en Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Estado de México y Veracruz tienes un mayor riesgo de sismos.

Aquí hay algunos factores a tener en cuenta al decidir si el seguro contra sismos es adecuado para ti:

  • Su proximidad a fallas sísmicas activas.
  • La historia sísmica de tu región.
  • La cantidad de tiempo desde el último terremoto.
  • El tipo de construcción del edificio en tu casa.
  • La distribución arquitectónica de tu casa
  • Los materiales utilizados en tu hogar.
  • La calidad de la mano de obra en tu hogar.
  • La medida en que el diseñador de tu casa consideró la resistencia a sismos.
  • Las condiciones locales del sitio.
  • La estructura geológica de la tierra debajo de tu propiedad.
  • La precipitación anual en tu área.
  • El valor de tu casa.
  • El costo del seguro y las restricciones en la cobertura.
Pareja firmando una póliza de seguro de vivienda

Sabemos que en cualquier momento puedes verte afectado por algún fenómeno natural.

En caso de no contar con un seguro que te ampare en estás situaciones, ten presente que tu casa te puede ayudar al solicitar un crédito de liquidez con garantía inmobiliaria.

 

Solicita un crédito de liquidez

Deja un comentario