4 maneras de invertir tu aguinaldo en la compra de tu casa

Diciembre es uno de los meses más esperados ya que muchas personas reciben el tan anhelado aguinaldo. Esta prestación es una remuneración económica de carácter obligatorio para los patrones en México respaldada por la ley laboral desde 1970.

Antes de recibir este depósito adicional en tu cuenta es indispensable que tomes un tiempo para considerar cómo deseas usarlo. No importa el tamaño de la bonificación que recibas, debes pensar muy bien la manera en cómo puedes invertir ese dinero y que te sea útil para alcanzar tus objetivos a corto y largo plazo, como lo puede ser la compra de una casa.

Es cierto que darse pequeños gustos es muy gratificante, sin embargo lo mejor es cuidar el dinero que gastas en ello y guardar una parte para tus planes futuros. Si aún no tienes en tus planes a corto plazo comprar una casa, podría ser un buen momento para pensarlo, comenzar a ahorrar dinero e invertir tu aguinaldo en este objetivo, así podrás reunir en menos tiempo el dinero necesario para un enganche y solventar también los gastos que implica adquirir una vivienda.  ¡Recuerda que una de las inversiones más rentables es un bien inmueble!

1. Guarda tu aguinaldo para el enganche

Una de las opciones que tienes para invertir tu aguinaldo con el objetivo de comprar tu casa es destinarlo para el enganche. Bien sea que comiences a ahorrar con el aguinaldo que vas a recibir este año,  o bien, que ya tengas ahorrado una cantidad considerable de dinero para la cuota inicial y aumentar esa suma. 

Cuando vas a comprar un bien inmueble, lo recomendable es ahorrar como mínimo el 20 por ciento del valor para el pago del enganche, pero si tienes la posibilidad, lo ideal es que aumentes ese porcentaje para así disminuir tus cuotas mensuales y obtener mejores condiciones de crédito. Así que esta es la oportunidad perfecta para aprovechar tu aguinaldo y comprar la casa que tanto deseas.

Ahorro-aguinaldo

2. Invierte tu aguinaldo en los gastos iniciales

Normalmente las personas olvidan que existen ciertos gastos iniciales que involucran un crédito hipotecario, los cuales no se contemplan en el plan financiero que se realiza para dicha adquisición. Algunos de estos gastos son el avaluó, la comisión por apertura de crédito, seguros, entre otros trámites. Todos estos gastos adicionales se pueden convertir en una cantidad significativa de dinero con la que no cuentas, pero es necesario tener en el momento de comprar tu casa. Por esta razón, destinar tu aguinaldo para realizar estos pagos es una buena idea para no preocuparte por esto más adelante.

 

3. Utiliza tu aguinaldo para pagar impuestos y gastos de escrituración

Aprovecha tu aguinaldo para cubrir los gastos de escrituración y pagar algunos impuestos que como futuro propietario de una vivienda tendrás que hacer. En cuanto a la escrituración es una inversión necesaria si quieres proteger tu patrimonio, y respecto a los impuestos a pagar, uno de ellos es llamado SAI (Impuesto Sobre Adquisición de Inmueble), con este impuesto la Secretaría de Hacienda puede comprobar que tu compra se realizó de forma legal y así te reconoce como propietario de una vivienda.

aguinaldo-pagar-impuestos

4. Destina tu aguinaldo para los gastos finales

Ten presente que al final del trámite, cuando ya seas propietario de tu casa y te vayas a mudar, tendrás que gastar dinero en todo lo referente a la mudanza. De la misma manera, si hay cambios que quieras realizar a tu nuevo hogar antes de habitarlo como pintar paredes, cambiar cerraduras, o adquirir nuevos muebles tendrás que invertir dinero en esto, así que el utilizar el aguinaldo para este propósito es una buena alternativa.

En Credimejora queremos que tu sueño de tener casa propia se haga realidad, somos el asesor hipotecario en línea más grande de México. Te asesoramos sin costo para obtener el mejor crédito hipotecario que más te convenga.