Skip to content

6 formas para prevenir el fraude y clonación de tus tarjetas bancarias

Con estos consejos evita el fraude y clonación de tus tarjetas bancarias (Débito y crédito) ¡Protege tu información!

 

Calcula tu crédito

6 formas para prevenir el fraude y clonación de tus tarjetas bancarias

Los casos de clonación de tarjetas de crédito y débito están aumentando constantemente, lo que indica que las personas que tienen estas tarjetas deben tener mucho cuidado o pueden sufrir una gran pérdida de dinero.

Prácticamente no pasa un día sin algún informe que indique tal pérdida de dinero para los titulares de tarjetas. Mucha gente ha caído en fraudes creados por los estafadores.

1-Usa una tarjeta de crédito cuando puedas

Dado que las tarjetas de crédito tienen protecciones legales contra el fraude para los consumidores que no existen con tarjetas de débito, a menudo son una apuesta más segura.

Por ejemplo, si estás gastando dinero en efectivo en una compra en línea de alto valor, utiliza mejor tu tarjeta de crédito para obtener mayor protección.

Evita el fraude de tu tarjeta de crédito

2-Firma en el reverso de la tarjeta

Suena simple, pero muchas personas se olvidan de firmar el reverso de sus tarjetas cuando llegan, brillantes y nuevas.

Con solo recordar firmar el reverso de tu tarjeta, estás verificando que te pertenece y dando un paso importante para protegerte contra el fraude.

 

3-Invierte en un protector de tarjetas

Los protectores de tarjetas son otra solución eficaz, fácil de usar y asequible. Simplemente coloca tu protector de tarjeta en tu billetera, cartera o bolsa para asegurar la información personal de todas tus tarjetas.

Esto puede marcar una gran diferencia al viajar o desplazarse por un lugar público para que te sientas seguro y protegido, y así, garantizar que nadie pueda intentar usar tu tarjeta o clonarla mientras la tienes guardada.

 Maneras de evitar el fraude bancario

4-No compartas tu clave

Esto puede parecer simple, pero NUNCA compartas tu clave con nadie. Muy a menudo, las personas usan números memorables, como su cumpleaños o dirección, los cuales son bastante fáciles de descifrar o adivinar.

Crea tu clave de manera aleatoria y cámbiala con frecuencia (lo que ahora puede hacer a través de la mayoría de las aplicaciones bancarias).

5-Verifica el cajero automático antes de usarlo

Siempre revisa el cajero automático antes de usarlo para detectar signos de manipulación. Esto puede no parecer obvio al principio, pero ten cuidado con las ranuras para tarjetas de aspecto extraño, como el teclado que se levanta o cualquier otra característica que no parezca correcta.

Asegúrate de darle al cajero automático una "revisión". Otra cosa que puedes hacer es asegurarte de cubrir el teclado mientras escribes tu clave, evitando así que las cámaras ocultas roben tus datos.

Cajero autmático

6-No guardes la información de tu tarjeta en tu celular

Aunque parece tentador almacenar la información de tu tarjeta en tu celular, como su número de 16 dígitos, fecha de vencimiento y código de seguridad de tres dígitos, para que puedas realizar compras en línea cuando tal vez no estés en el mismo lugar que tu bolsa o billetera, por favor resístete.

Incluso tener una nota en tu teléfono que contenga todas tus contraseñas y claves es una mala idea. Bloqueado o no, te estás volviendo vulnerable.

Otro consejo sería desmarcar la casilla que te pide que almacenes la información de tu tarjeta cuando compres en línea. Aunque es laborioso ingresar la información de tu tarjeta cada vez que compras, estás salvando tu información.


Recuerda que proteger la información de tus datos personales es muy importante y depende de ti. Solo ingresa información en sitios confiables como lo es Credimejora, tu aliado hipotecario.

Si estás pensando en comprar vivienda con la ayuda de un crédito hipotecario puedes precalificarte aquí en menos de 3 minutos. Tu información está segura en Credimejora, ya que te garantiza transparencia en la finalidad de los datos, limitando el uso y divulgación de los mismos.

 

 

Calcula tu crédito

Deja un comentario