Diferencia entre invertir en una casa y adquirir una casa para vivir

Invertir en una casa puede tener diferentes propósitos, que pueden influir en la forma de evaluar sus características, conócelos a continuación.

Invertir en una casa vs adquirir una casa para vivir | Credimejora

¿Sabes cuál es la diferencia entre invertir en una casa y adquirir una casa para vivir?  La mayoría de las personas no saben cómo responder a esta pregunta y esto puede representar un gran problema al momento de decidir hacer una inversión en bienes raíces. La confusión surge debido a que el acto es el mismo: adquirir un inmueble, sin embargo, la diferencia está en el propósito final.

A continuación, te decimos en qué consiste cada uno de estos métodos inmobiliarios. 

Invertir en una casa

Casa-particular

El mercado de bienes raíces es enorme, pues engloba todo tipo de bienes inmuebles, los cuales se dividen en tres grandes grupos y dependerán de su finalidad de uso: residenciales, industriales y comerciales. 

Invertir en bienes raíces significa adquirir un inmueble para obtener beneficios económicos en el futuro, derivados ya sea de la reventa o del arrendamiento de la propiedad. Usualmente, una persona quiere invertir en una casa, para incursionar en el sector de bienes raíces residenciales y así generar ingresos adicionales.

Para tomar la mejor decisión al momento de invertir en una casa, se deben priorizar los aspectos técnicos de la propiedad por encima de los gustos personales. Entre las características principales a evaluar están la ubicación, la calidad de la construcción y la conectividad con el transporte público, entre muchos otros aspectos, los cuales influyen en la plusvalía inmobiliaria, que no es más que el potencial de crecimiento del precio futuro del inmueble. Por ello, entre mejor sea la plusvalía de la zona y de la propiedad, la probabilidad de obtener ganancias en el futuro será mayor, y por lo tanto, será una mejor opción de inversión.

Conocer bien estos detalles y saber cómo evaluarlos será clave al momento de invertir en una casa, ya que la intención no es conservar esa propiedad, sino ofrecerla a un comprador o arrendatario para obtener las mayores ganancias posibles.

Comprar una casa para vivir

Disfrutar-una-casa

Una casa entra dentro de la definición de un bien inmueble. Esto quiere decir que abarca únicamente la parte estructural de la propiedad, o sea, la parte construida. Desde los cimientos de la propiedad hasta las paredes, los pisos, el techo y todo lo que pongamos dentro de ella.

Podríamos decir que nuestra casa es un bien inmueble, lo cual también entra en el espectro de los bienes raíces, pero con la peculiaridad de que solo incluye estas partes físicas antes mencionadas.

Al momento de elegir nuestra casa entran todas las partes sentimentales de la decisión, es decir, que nos convenza el diseño, la fachada y cualquier objeto físico que vayamos a incluir, para poder sentirnos a gusto con nuestra elección. Esto sin contar la satisfacción que conlleva elegir nuestra propiedad.

En cambio, si tu intención es adquirir una casa para vivir, el objetivo es satisfacer tus necesidades y gustos personales. Así pues, tienes la posibilidad de escoger según aspectos como el diseño, la fachada, el estilo, el tamaño, el número de habitaciones, los accesorios y todos los demás elementos que cumplan con tus gustos.

Al momento de escoger una casa para vivir puedes priorizar la parte sentimental más que la conveniencia económica, es decir, es importante encontrar un inmueble con el que te sientas satisfecho. Sin embargo, es importante ser realistas, de lo contrario te endeudarás con una propiedad que sobrepase tu presupuesto y nivel de ingresos. 

La importancia del sector inmobiliario

El mercado inmobiliario es uno de los más importantes para cualquier país y funciona como indicador económico de una nación, pues suele ser uno de los primeros impactados tanto por las alzas como por las bajas económicas de un país.

Es por ello que es tan importante incentivar su actividad a través de la compraventa de inmuebles. Ahora que ya sabes la diferencia entre invertir en una casa y comprar una casa para vivir, tendrás más claro los aspectos que debes evaluar para elegir la más conveniente para tu propósito.


Si quieres comprar una casa para vivir o invertir en una casa, Credimejora te ofrece la posibilidad de adquirir un crédito hipotecario bancario para ayudarte a conseguirlo.

¿Qué esperas? Precalifícate y tramita tu crédito hoy mismo.

Nueva llamada a la acción