Después del Buen Fin 2020, considera la consolidación de deudas

Descubre en qué consiste la consolidación de deuda y cómo puede ayudarte a mejorar tu situación financiera.

Consolida tus deudas del 2020 | Credimejora

El 2020 fue un año muy peculiar, el mundo entero se enfrentó a una crisis social y económica como ninguna otra. El COVID-19 cambió completamente la realidad de la sociedad e introdujo un término que ya es parte de nuestro vocabulario cotidiano “Nueva Normalidad”. Esta era post-pandemia está trayendo consigo grandes deudas y retos para poder solventarlas.

El confinamiento social y ahora la nueva normalidad ha afectado de manera directa la vida de las personas y todo lo que conlleva vivirla, desde cómo comunicarnos, la adaptación al teletrabajo hasta la manera en cómo se adquiere un producto o servicio, convirtiendo a las plataformas digitales el mejor aliado de la crisis sanitaria.

Después de una pausa en la mayoría de sectores, hace unos meses comenzó la reactivación económica, la cual en un plano general, no ha sido nada fácil. Sin embargo, eventos en México como el Buen Fin apoyan fuertemente a la recuperación de la economía del país.

Si debido a esta crisis tuviste que endeudarte o vienes acumulando deudas del pasado, es el mejor momento para pensar en cómo puedes administrar mejor tus finanzas personales. Es por ello que te invitamos a considerar la consolidación de deudas, un procedimiento que permite agrupar todas tus deudas bancarias en una sola, lo que ayuda a administrar mejor tus finanzas y así reducir el riesgo de retrasarse en los pagos y aumentar tu deuda.

¿Quieres saber más sobre cómo la consolidación de deudas puede ayudarte? Continúa leyendo.

Obtener-un-crédito

Crédito de liquidez con garantía inmobiliaria

Un crédito de liquidez con garantía inmobiliaria es una opción de consolidación de deuda que confieren las entidades financieras a través de un financiamiento. En esta alternativa de crédito se utiliza un inmueble como garantía. De esta manera, los bancos te prestan una cantidad de dinero para que puedas solventar tus deudas.

Con un crédito de liquidez con garantía inmobiliaria, obtienes un préstamo contra el valor neto de tu vivienda para pagar en su totalidad tus deudas existentes. Posteriormente, tendrás que pagar únicamente el crédito de liquidez.

Para lograrlo es importante que tomes en consideración solicitar el préstamo con la tasa de interés más baja y que sea fija. Actualmente, en el mercado hay tasas anuales que oscilan entre el 9% y 15%. Mientras que los plazos pueden variar desde 10, 15 y 20 años. Sin embargo, es fundamental considerar la comisión por apertura de la entidad bancaria, lo que podría representar entre 1% a 3%, y dependerá siempre del banco. Finalmente, también tendrás que tener en cuenta el Costo Anual Total (CAT), en donde muchas entidades financieras no incluyen el IVA, por lo que pueden variar entre el 11 y 20%.

Por ejemplo, si decides contratar un crédito de liquidez con HSBC, su tasa de interés es de 11.6%, el CAT del 14.4% y el valor total de la vivienda que se otorga puede ser hasta del 70%. Teniendo en cuenta que tienes una vivienda con un valor de un millón 200 mil pesos y quieres liquidarlo a un plazo máximo de 15 años, estarás pagando de forma mensual $12,211 pesos y el monto de crédito otorgado será de 840 mil pesos. 

Una gran ventaja del crédito de liquidez es que podrás abonar más dinero de lo establecido, y no tendrás ninguna amortización por pagos adelantados. 

Por otro lado, existen dos modalidades que puedes elegir al momento de contratar un crédito de liquidez:

    • 🔸Esquema cerrado: son créditos que se otorgan en una sola exhibición, es decir, que sus condiciones ya son determinadas por una tasa de interés fija y un plazo. Este tipo de plan te ayudará si ya sabes cuáles son tus deudas actuales y quieres liquidarlas lo más pronto posible. 
  • 🔸Esquema abierto: es una línea de crédito revolvente, donde se dispone del dinero según se necesite y la tasa de interés es variable, por lo que irá cambiando de acuerdo al mercado financiero. Este tipo de financiamiento te ayudará no solo a corto plazo, sino también en el futuro, pues si tienes una deuda menor, podrás utilizar solo los recursos necesarios para liquidarla y el restante cuando surja una nueva emergencia o necesidad en tu familia.    

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), de los 32 millones de viviendas que existen en México, el 68% son vivienda propia. Esto significa que obtener un crédito con garantía hipotecaria es alcanzable para gran parte de la población y una opción sólida que te permitirá aligerar tu carga financiera.


En Credimejora te ayudamos a obtener tu crédito de liquidez con garantía inmobiliaria y te acompañamos durante todo el proceso de manera virtual. Nuestros brókers inmobiliarios gestionan tu trámite hipotecario con las principales y más reconocidas instituciones bancarias del país. Gracias a esto, no tendrás que preocuparte este 2021 por las deudas generadas durante el Buen Fin 2020 o en cualquier otro momento.