Skip to content

3 principales beneficios financieros de ser propietario de una casa

Laura García Lima 27/07/22 13:45

Comprar una casa requiere que haga algunos sacrificios financieros para que pueda ahorrar para el pago inicial y pagar tu hipoteca mensual.


Calcula tu crédito

Pareja recibiendo las llaves de su nuevo hogar

En muchos casos, sin embargo, estos sacrificios valen la pena porque ser propietario de una casa brinda ventajas significativas, siempre que sea inteligente con la compra que realiza.

Realiza tu precalificación aquí para conocer el monto máximo de crédito hipotecario al cual podrías acceder para comprar la casa de tus sueños. Aquí hay cuatro grandes beneficios de ser dueño de tu propia vivienda:

  1. Ser propietario de una vivienda construye riqueza

Uno de los principales beneficios de ser propietario de una casa es que no solo es un activo valioso, sino que crece con el tiempo.

Es más que un movimiento inteligente desde el punto de vista financiero para algunas familias. A menudo es el comienzo de generaciones de riqueza y propiedad de activos.

En los altibajos de las últimas décadas del mercado de la vivienda, muchas personas que intentaron recuperarse sufrieron pérdidas.

Sin embargo, aquellos que pudieron aferrarse a su vivienda pudieron recuperarse más rápido y más fuerte que otros.

Propietario de una casa

Hemos entrado en un nuevo mercado, pero la propiedad de vivienda sigue siendo fundamental. Las personas que compran casas que realmente pueden pagar acumularán más riqueza que las que no.

Si bien puede tomar más tiempo y algunos se sentirán más reacios a dar el salto, aquellos que lo hagan acumularán generaciones de riqueza para transmitir.

Además, esta casa es como un plan de ahorro forzoso. El dinero que pagas por tu casa es literalmente dinero en el banco para usar más tarde. Si suele crecer más rápido que cualquier otro tipo de cuenta.

Precalifícate aquí para conocer si eres apto para un obtener un crédito hipotecario. Credimejora es el broker hipotecario de confianza quien te ayuda a conseguir la mejor hipoteca que se adapte a tus necesidades.

Propietarios de una casa

 

  1. Tendrás más control sobre cuándo te mueves

Cuando tu arrendador es dueño de tu casa, siempre eres vulnerable a que tu contrato de arrendamiento no se renueve al final del plazo pactado.

Su arrendador también podría vender la propiedad. O bien, podría ser embargado y perder la propiedad. En cualquiera de estos escenarios, es posible que te veas obligado a moverte cuando no quieras.

Si eres dueño de tu propia casa, es mucho menos probable que te veas obligado a abandonarla.

Si bien eso podría suceder si no puede hacer los pagos, tienes la capacidad de tomar medidas para evitarlo, como ahorrar un fondo de emergencia para cubrir la hipoteca en caso de pérdida del trabajo.

Mudanza a un nuevo hogar

 

  1. Puedes personalizar tu propia casa

Como propietario, puedes hacer lo que quieras con tu propiedad (siempre y cuando no viole las leyes de zonificación o las reglas de la asociación de propietarios).

Eso significa que puedes personalizar tu casa para satisfacer tus necesidades.

Los propietarios generalmente tienen restricciones que les impiden hacer eso, e incluso si no las tuvieran, no tendría mucho sentido gastar dinero en mejorar una propiedad que no es suya.


Precalifícate aquí y uno de los asesores expertos de Credimejora te contactará para resolver todas tus dudas y acompañarte en todo el proceso de compra de tu vivienda.

 

Calcula tu crédito

Deja un comentario