Skip to content
#GuíaHipotecaria
¿Cuáles son las condiciones legales al comprar una casa?

¿Qué es la nuda propiedad y el usufructo de bienes inmuebles?

Te explicamos en qué consisten y cuáles son las diferencias entre la nuda propiedad y usufructo en propiedades.
nuda propiedad y usufructo

Si posees una propiedad, es muy probable que en alguna ocasión hayas escuchado hablar del usufructo o de algo similar a la nuda propiedad. Aunque estos dos conceptos tienen que ver con la posesión de un bien inmueble, no significan lo mismo. 

El usufructo es la posibilidad que tiene una persona distinta al propietario del inmueble de usar o disfrutar de los beneficios de un inmueble. En cambio, el nudo propietario, por otra parte, es el dueño del inmueble legalmente, sin embargo no puede hacer uso ni disfrutar de la propiedad, aunque sí puede acceder a la enajenación de los bienes inmuebles. 

Ambos conceptos, la nuda propiedad y usufructo, son procesos que caen dentro de la materia civil, sin embargo no son excluyentes y pueden resultar en beneficios para ambas partes. A continuación te explicamos más a fondo qué implica cada uno de ellos. 

¿Qué diferencias existen entre la nuda propiedad y el usufructo?

  • Poseen derechos distintos
  • Tienen una serie de obligaciones diferentes
  • El tiempo del pacto de usufructo puede ser vitalicio
  • El dueño no tiene pleno dominio

Poseen derechos distintos 

Como ya habíamos mencionado en un principio, los dueños de viviendas que poseen una nuda propiedad sobre algún inmueble no tienen la facultad para habitar, rentar o conseguir algún otro tipo de beneficio de la vivienda. 

Por otra parte, el usufructuario o la persona titular del usufructo tiene acceso a cualquier beneficio proveniente de la propiedad, desde su uso o renta hasta de su venta. 

Esta serie de derechos quedan estipulados en un contrato o pacto de usufructo, el cual puede ser constituido por cualquier abogado. La posibilidad de dividir la nuda propiedad y usufructo deriva de estipulaciones jurídicas bajo las que se establece el dominio de la propiedad, en la cual se hace una división de estos mismos. 

En concreto, en una propiedad existe la posibilidad de usarlo, disfrutarlo y disponer de ella, y de estas tres facultades o derechos, se puede hacer una división de los mismos. 

Tienen una serie de obligaciones diferentes 

Una de las diferencias principales entre un usufructuario y nudo propietario son las obligaciones que se generan entre ellos. Cada una de estas dependerá de las condiciones en las que se haya realizado la repartición de los derechos sobre la propiedad aunque también existe la posibilidad de que no haya ninguna obligación impuesta para ambas partes. 

responsabilidades en derechos de usufructo

El tiempo del pacto de usufructo puede ser vitalicio 

Este tipo de contrato de usufructo generalmente está dirigido para población de edad avanzada o dueños de viviendas bajo ciertas condiciones. Por lo tanto, en primera instancia se le considera como un usufructo vitalicio. 

No obstante, existen casos en los que se puede establecer un contrato en el cual el pago del usufructo o uso de la propiedad sólo se dé durante un periodo de tiempo determinado. 

Cuando se trata de una persona física, ya sean personas mayores o no, el usufructo se da hasta la muerte del usufructuario. En el caso de que la nuda propiedad y usufructo se otorgue a una persona moral, o una empresa, el pago de este será solo hasta el cumplimiento del plazo establecido con anterioridad. 

El dueño no tiene pleno dominio 

El concepto del pleno dominio es muy importante dentro de la división de derechos de una propiedad ya que, solo hasta que se realiza la extinción del usufructo, la persona titular de la nuda propiedad vuelve a poseer el pleno propietario de la misma. 

Pese a que la nuda propiedad le da el derecho al titular de disponer del inmueble y por ende la capacidad de vender dicha vivienda, solo puede hacerlo si esto no limita o revoca el usufructo que está dado. 

En este sentido, son pocas las personas que estén dispuestas a adquirir un inmueble del cual no puedan hacer uso y disfrute de él. En muchos casos, esta figura legal se pone en práctica entre familiares como padres e hijos o para personas mayores sin familia que desean poner en venta sus propiedades, pero desean continuar conservando los beneficios. 

¿Cómo puedo constituir un usufructo? 

constituir un usufructo

Cualquiera que sea el método, por el que se establezca la nuda propiedad y usufructo, siempre debes consultar con un abogado o notario público, quienes llevarán en regla todo el papeleo y darán fe ante las autoridades competentes. 

Si tú o tu familia se encuentran en una situación en la cual deban disponer de sus inmuebles, pero deseen continuar ocupando la propiedad, ahora sabes que puedes recurrir a realizar un contrato de compraventa para la nuda propiedad y usufructo. 

¿Quieres conocer más sobre cuestiones legales relacionadas con bienes inmuebles o hipotecas? ¿Te gustaría precalificar o tener asesoría de un broker financiero? ¡No olvides visitar el Blog Hipotecario para consultar su guía hipotecaria o calcular tu crédito hipotecario con Credimejora!

Obtén tu hipoteca

¡Solicita tu financiamiento hipotecario hoy mismo!

Precalifica y obtén asesoría de expertos
Persona haciendo cuentas de una amortización hipotecaria

¿Cómo entender la amortización hipotecaria podría ayudarte a ahorrar?

27/09/22 17:42

Una parte importante de tener una hipoteca es comprender cuándo se amortiza tu hipoteca.